Ir al contenido principal

Parecerse a la sociedad

Los partidos políticos que aspiran a representar a la ciudadanía se deberían componer de personas pertenecientes a los diferentes colectivos que componen esta, obviamente a personas distintas que sean una muestra de la sociedad, pero que compartan una misma ideología, nadie debe de creer a aquel que afirma que la política la desarrollan gestores desideologizados, ese pensamiento corresponde a una ideología de derecha.
Así, cuando vemos la imagen de los parlamentos de hace 25 años y de ahora, vemos que el color no solo llega al dispositivo que refleja la imagen, la imagen del blanco y negro de hace un cuarto de siglo también es monocolor en las personas que se reflejan, apenas hay mujeres, y eso que ya hace 75 años que tenemos derecho a votar. Hoy la imagen es en color y en digital, y los parlamentos corresponden, o mejor van correspondiendo, a la lógica representación de mujeres y hombres de acuerdo a la paridad social existente.
Hoy hay un partido que cuenta entre sus militantes con personas pertenecientes a distintas clases sociales, que no discrimina, porque sus planteamientos no lo hacen, a nadie independientemente de su procedencia, religión, orientación sexual o carencias económicas. No quiero decir con esto que haya otros partidos que sean inconstitucionales por excluyentes, pero sí que sus planteamientos hacen que hoy hay un partido que se parece a la sociedad más que los demás porque sus propuestas son reflejo de la sociedad en la que vivimos y de la que podemos aspirar a construir, en la que los planteamientos no son radicales, si no de progreso.
SIn embargo aún hay una asignatura pendiente, hoy aún la gente procedente de otras culturas y países no encuentra en los partidos políticos un espacio que corresponda con lo que representan en la sociedad, y hemos de conseguir parecernos a ella también en esto. Si no somos capaces de incorporar a estas personas tendrán que buscar su propio espacio, y mal reflejo social sería saber que no hay integración e interculturalidad aunque aceptemos la pluriculturalidad.

Comentarios

José Antonio Gil Celedonio ha dicho que…
Hola Leire:

Acabo de descubrir tu blog por casualidad como otra cualquiera. No sabía que tú también estuvieras enganchada a la blogosfera...

Soy, por si no me conoces, un compañero de JJSS de Badajoz, blogger también. Un saludo.

José Antonio.
Leire Iglesias ha dicho que…
Gracias compañero, y bienvenido.
Lo cierto es que no le he dado mucha difusión al blog hasta estar segura de poder cumplir, no sé si al llegar como tú a los 100 post, aunque la gracia de esto no es solo el ejercicio de pensar y ordenar ideas, si no de comunicar e intercambiar pensamientos en libertad. Para que luego digan que la gente pasa, parece que ya hay un montón de extremeños que andamos en ello.

Entradas populares de este blog

Preguntas tontas

Sí, ya sé que han pasado un montón de cosas desde el 30 de agosto, y precisamente por eso, porque han sido muchas actividades y pensamientos dudo mucho que pueda ordenarlos, así que hoy, que por fin he encontrado un hueco y un poco de apetencia, vuelvo con las lluvias a la madeja tras un septiembre de secano. Iñaki tiene en su blog una sección que él llama "Conteste a la pregunta" que suele está repleta de absurdas e ingeniosas cuestiones y realmente interesantes respuestas, como no estoy a la altura de esas contestaciones tan clarificadoras prefiero compartir algunas dudas: ¿Por qué cuando el debate ciudadano vuelve a los social, a las cosas que de verdad preocupan al Gobierno y a la gente, a los derechos y a la igualdad (datos empleo, medidas vivienda, ayuda nacimientos, plazas guardería, salud bucodental infantil, éxito educación ciudadanía,...), nos enredan en otras cosas? ¿por qué caemos en esas redes interesadas en lugar de conseguir seguir hablando de lo útil y no lo

Volando voy

Podría llegar a crear un apartado en el blog dedicado a contar las incidencias en aeropuertos y aviones, desde un inesperado paso por Valencia en un vuelo directo entre Bruselas y Madrid, a innumerables retrasos casi esperados. La conclusión es que viajar en avión, que aparentemente es el medio más cómodo, es sin duda una pesadez con sólo pensarlo y, lo que es mucho más grave, una demostración continua de abusos consentidos sobre la gente. Desde la búsqueda del billete con tarifas engañosas y tasas ocultas, pasando por el striptease de antes de entrar supuestamente para garantizar nuestra seguridad, y un sinfín de incidencias de las que si te dan una mínima explicación te tienes que dar por satisfecho, aviones con retraso, cancelaciones, restricciones de equipaje, cambios de asiento, maletas que llegan abiertas y sin parte del contenido que tenían al salir, y más retrasos por aviones debido a que han llegado tarde, ¿por qué? vaya usted a saber, preséntese aquí más de una hora antes qu

Diario de a bordo

De nuevo tengo algo dejada la madeja, esta, que no la de la cabeza, así que tiraré de un hilo en el uso más propio de un blog como bitácora o diario. Y es que el mes de marzo ha dado mucho de sí, tanto que esto primeros días de abril parece que aún le pertenecen al mes anterior. Comencé marzo por el terruño en plena campaña electoral. Ya hice algún comentario a lo que me gusta encontrarme con gente con la que compartir ideas, vayas donde vayas siempre hay compañeros y compañeras trabajando. Quizás es una de las razones por las que se obtienen buenos resultados, me ha gustado el balance total del 9 de marzo, y si fuera la suma de procesos también me ha gustado el balance de la circunscripción a la que pertenezco, es un refuerzo al buen trabajo de todos y todas. Los otros motivos ya los comentamos durante la campaña, quizás esta es de las veces que más se han podido contrastar ideas y líderes. Contra un proyecto conservador y poco creíble (¿hubiese plantado Rajoy 500 millones de árboles?