Ir al contenido principal

De cine español

Estos días he dedicado algo del tiempo libre a ver cine español actual, esta vez en el cine. Vamos, que en realidad he ido al cine pasando por taquilla, con la casualidad de que las películas que más me apetecía ver eran españolas. Y es que sinceramente creo que hay cosas cambiando en el cine español, se están haciendo buenas producciones con recursos y un cine de una magnífica calidad, capaz además de atraer al espectador. No parece sorprender ya que haya buenos actores y actrices españolas actuando por todo el mundo, como tampoco parece hacerlo que intérpretes alemanes o americanos participen en del cine europeo que se hace en España, está bien quitarse los complejos.
Además de buenas películas las tres que he visto estos días en la gran pantalla tienen otras cosas en común, entre ellas se reflejan las innecesarias muertes que provocan las situaciones de guerra. En Alatriste se visualiza cómo un Imperio se cree todopoderoso y es capaz de llegar a mantener, gastando miles de recursos y vidas humanas, guerras como la de Flandes perdidas de antemano, ¿os suena a algo de hoy en día?. Siguiendo el paso del tiempo en El laberinto del Fauno, más allá de la fantasía, se ve el despotismo de quienes creyéndose vencedores de una guerra, también se creen en posesión del poder y la verdad absoluta durante el comienzo del régimen franquista, aunque algunos traten de retocar esta parte de la historia. Finalmente en Salvador se cuenta la historia del último asesinato por pena de muerte mediante la técnica del garrote vil, tan solo unos meses antes de la muerte del dictador Franco y del final de un franquismo, duro hasta el final. Los mismos que pretenden el revisionismo histórico, también quieran que estas películas no se proyecten, no es por llevar la contraria, pero las recomiendo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un día triste

“Hoy tiene que haber muchos votantes socialistas tristes” afirmaba ayer Pablo Iglesias tras quedar fuera Podemos de la Mesa de la Diputación Permanente al no participar en la negociación. A ver cómo lo digo muy educadamente… así, en general, no quiero quitarle ni un grado de importancia a la Mesa de la Diputación Permanente, pero seamos sinceros, tampoco nos quita el sueño, es más, me atrevería a afirmar que es un mal que padecemos los votantes de muchos partidos, sin que eso represente ninguna mezcolanza ideológica.

Más allá de la abstención

Cuando uno se mueve en el escenario de lo menos malo, es posible que ninguna decisión sea la correcta. Es cuando argumentos, debate, explicación, valoración de pros y contras deberían ser más importantes. Y esto con seguridad no ha sido así, reflexiones mezcladas con procesos orgánicos de autoafirmación, con apelativos a bandos y otros enredos, han generado tal ruido alrededor que a cada intento de aportar algo de cordura ha seguido una retahila de descalificaciones perjuiciosas. Nada de lo acontecido ha sido satisfactorio. Y ahora, tras regalarle a Rajoy un año de Gobierno en funciones con una mayoría absoluta simulada que ya no tenía, ha finalizado el bloqueo y arrancado la legislatura, ya no caben más excusas. Es el momento en el que hemos de demostrar el valor de las instituciones democráticas, de ser capaces de constuir una oposición realmente útil y determinante, desde y con la izquierda, sumando las mayorías necesarias, poniendo a prueba la alternativa real. No estoy pidiendo tit…

Una explicación

Con previsible revuelo mediático y social, acaba de hacerse pública la listas de diputados y senadores que, tras finalizar su mandato en las Cortes, hemos solicitado la indemnización por cese prevista en la normativa vigente. Una norma que se modificó recientemente haciendo incompatible el cobro de esta indemnización con cualquier otro tipo de ingreso. Comenzaré diciendo que entiendo la reacción. Cuando el tratamiento de unas personas es diferente al del resto, se requiere como mínimo de una explicación, de no ser así, algo no está bien hecho.