Ir al contenido principal

Muros

Solo tenía 11 años cuando cayó el muro de Berlín, pero lo recuerdo. Recuerdo no entenderlo, ¿qué pintaba ahí ese muro?, ¿qué era la guerra fría por la que se levantó?, ¿cómo era posible que una simple pared separara dos mundos tan distintos entre personas realmente tan cercanas como de mismas familias?. Lo cierto es que no he cambiado tanto en estos años, me gustaría tener 11 para no entenderlo, para sorprenderme y creer que hay un por qué, para no sentir la rabia e impotencia al ver que se construyen más paredes, para no tener que pensar en qué hay que hacer para tirarlas.
Hoy en oriente y occidente se está permitiendo construir más tapias, hoy hay quien se permite decir si una persona es legal o no, y no solo decimos quién nos gusta y quién no, si no que por guerras y religiones absurdas, o por mantener la opresión de muchos para garantizar la riqueza y bienestar de pocos, nos permitimos no dar la oportunidad de sobrevivir a personas y solucionar los problemas con una pared.
¿Y si se pusiera de moda? Empecemos separando países y hermanos, empecemos levantando un nuevo muro en la frontera entre México y EE.UU. y luego separemos cada país, cada región, cada pueblo, cada casa, cada habitación. Para esto como diría Paco, mejor borramos las líneas del mapa y nos vamos todos a vivir a Plutón.
Lo peor es que hay niños de 11 años que sí que saben cómo son los muros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Más allá de la abstención

Cuando uno se mueve en el escenario de lo menos malo, es posible que ninguna decisión sea la correcta. Es cuando argumentos, debate, explicación, valoración de pros y contras deberían ser más importantes. Y esto con seguridad no ha sido así, reflexiones mezcladas con procesos orgánicos de autoafirmación, con apelativos a bandos y otros enredos, han generado tal ruido alrededor que a cada intento de aportar algo de cordura ha seguido una retahila de descalificaciones perjuiciosas. Nada de lo acontecido ha sido satisfactorio. Y ahora, tras regalarle a Rajoy un año de Gobierno en funciones con una mayoría absoluta simulada que ya no tenía, ha finalizado el bloqueo y arrancado la legislatura, ya no caben más excusas. Es el momento en el que hemos de demostrar el valor de las instituciones democráticas, de ser capaces de constuir una oposición realmente útil y determinante, desde y con la izquierda, sumando las mayorías necesarias, poniendo a prueba la alternativa real. No estoy pidiendo tit…

Un día triste

“Hoy tiene que haber muchos votantes socialistas tristes” afirmaba ayer Pablo Iglesias tras quedar fuera Podemos de la Mesa de la Diputación Permanente al no participar en la negociación. A ver cómo lo digo muy educadamente… así, en general, no quiero quitarle ni un grado de importancia a la Mesa de la Diputación Permanente, pero seamos sinceros, tampoco nos quita el sueño, es más, me atrevería a afirmar que es un mal que padecemos los votantes de muchos partidos, sin que eso represente ninguna mezcolanza ideológica.

Una explicación

Con previsible revuelo mediático y social, acaba de hacerse pública la listas de diputados y senadores que, tras finalizar su mandato en las Cortes, hemos solicitado la indemnización por cese prevista en la normativa vigente. Una norma que se modificó recientemente haciendo incompatible el cobro de esta indemnización con cualquier otro tipo de ingreso. Comenzaré diciendo que entiendo la reacción. Cuando el tratamiento de unas personas es diferente al del resto, se requiere como mínimo de una explicación, de no ser así, algo no está bien hecho.