Ir al contenido principal

Crispación y distracción

El del título debería ser el eslogan con el que el Partido Popular se presentase a las elecciones, esa sería la forma de cumplir con sus promesas, eso sí, las promesas a la ciudadanía obligan cuando se gobierna, pero también deben hacerlo cuando se está en oposición, como es y seguirá siendo el caso del PP mientras sigan las cosas así, y no conocemos que tengan propuestas sobre los asuntos que de verdad ocupan y preocupan en nuestras vidas.
La principal motivación del PP parece la de sembrar el odio, tras lo que se vislumbran dos propósitos, difuminar los avances sociales impulsados por el Gobierno y dividir a la sociedad y alejarla de la política, o dicho de otro modo, no pretenden ganar la confianza de la gente y unas futuras elecciones en las que ya piensan (tanto que proclaman las elecciones municipales y autonómicas como una primera vuelta con lo que faltan al respeto una vez más a la gente, a las instituciones y hasta a la Constitución), sino hacer perder al PSOE.
El ambiente parece cada vez más caldeado entre la gente a cuenta de los llamamientos que los irresponsables del PP proclaman continuamente. El peligro de esto es inmenso por multitud de motivos, uno de ellos me lo advertían el otro día comparando la actitud del principal partido de la oposición con el partido de fútbol Sevilla-Betis, se va echando leña y al final no se pueden controlar las llamas y sucede lo más lamentable. Y parece que estamos cerca de esa división, por un lado los que apoyen al Gobierno, por otro los que lo rechacen aunque sea el Gobierno elegido democráticamente (eso parece carecer de importancia), y por otro gente que para Rajoy ya no son personas normales, ya que esas son las que van con él. Lo que no parece es que haya subgrupos en estas divisiones, o esa impresión tuve hace unas semanas al pasar por la puerta del Ministerio del Interior y ver una concentración contra el Gobierno en la que compartían el espacio y las intenciones un grupo de personas de extrema derecha identificadas con sus símbolos y celebérrimos militantes del Partido Popular, sin que al parecer nadie se sintiese incómodo.
La otra intención es la de distraernos, la bronca y los malabares para quitar la atención de la gestión del Gobierno, y he aquí dónde he de manifestar que tenemos que sentirnos ilusionados y satisfechos, sin excluir a nadie, y centrar el debate en lugar de caer en la crispación. En las navidades una amiga compungida me preguntaba si estaba contenta con Zapatero y parecía sorprendida de que no dudase en contestar afirmativamente. Es el Presidente de un Gobierno que está cumpliendo su programa electoral y por tanto su compromiso con la ciudadanía, avanzando en la conquista de nuevos derechos para todos y todas. España está en un muy buen momento económico que ahora sí se está aprovechando para invertir en más bienestar social, igualdad y estabilidad económica para el futuro, se está creando empleo y mejorando las condiciones laborales, invirtiendo en educación y vivienda social, haciendo políticas para la igualdad mejorando las oportunidades de aquellos con una situación social menos ventajosa, subiendo las pensiones mínimas, aumentando las becas, aprobando leyes de una importancia para nuestra vida fundamental como la de autonomía personal de las personas dependientes, y un muy largo etcétera.
Debemos comparar a cada uno por lo que hace, y cada día y cuando corresponde, elegir entre quienes además de crispar, mienten y mintieron (el año 2004 no es el pasado y menos cuando lo intentan pintar de tiempo remoto los mismos que lo protagonizaron) y quienes mantienen presente el "no nos falles" a la ciudadanía. Pero para conseguirlo hemos de despejar las cortinas de humo (hay especiales informativos para cubrir manifestaciones y broncas, pero no para dar cobertura a la aprobación de leyes y derechos) y centrar el debate en mostrar nuestra satisfacción por las políticas que se están desarrollando, en crispación nos ganan.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola Leire,

Estoy totalmente de acuerdo con tu artículo y además hoy me siento especialmente contenta por la recién aprobada Ley de Igualdad. Este Gobierno cumple lo que dice.

Entradas populares de este blog

¡A tupa!

Un día muy triste y muy duro. El domingo estuvimos hablando, te dolía un poco la garganta y tenías falta de apetito, pero “habrá que obligarse un poco hija”. “¿Cómo llamas tú ahora?” era tu respuesta al descolgar el teléfono y decirte “¿abuela?”. Que ya ha cambiado todo, que lo que venga al día siguiente será distinto por mucho tiempo es algo de lo que vamos siendo conscientes poco a poco en este encierro, que de repente ya no estés apenas nos ha dado tiempo a hacernos a la idea. Supongo que es aquí donde uno viene a contarlo ante la ausencia de otras despidas, las personas no estamos preparadas para no tener duelo. El virus ya se había manifestado con más gente en el pueblo, el lunes empezó a costarle respirar, nos dijeron que se la llevaban al hospital, pero finalmente la trataron allí mismo. El martes por la noche nos avisaron de que no había más que hacer que prepararla y prepararnos, la mañana del miércoles fue eterna, llamar y llamar sin obtener respuesta. A las 14h sonó el teléf…

Preguntas tontas

Sí, ya sé que han pasado un montón de cosas desde el 30 de agosto, y precisamente por eso, porque han sido muchas actividades y pensamientos dudo mucho que pueda ordenarlos, así que hoy, que por fin he encontrado un hueco y un poco de apetencia, vuelvo con las lluvias a la madeja tras un septiembre de secano. Iñaki tiene en su blog una sección que él llama "Conteste a la pregunta" que suele está repleta de absurdas e ingeniosas cuestiones y realmente interesantes respuestas, como no estoy a la altura de esas contestaciones tan clarificadoras prefiero compartir algunas dudas: ¿Por qué cuando el debate ciudadano vuelve a los social, a las cosas que de verdad preocupan al Gobierno y a la gente, a los derechos y a la igualdad (datos empleo, medidas vivienda, ayuda nacimientos, plazas guardería, salud bucodental infantil, éxito educación ciudadanía,...), nos enredan en otras cosas? ¿por qué caemos en esas redes interesadas en lugar de conseguir seguir hablando de lo útil y no lo inú…

Volando voy

Podría llegar a crear un apartado en el blog dedicado a contar las incidencias en aeropuertos y aviones, desde un inesperado paso por Valencia en un vuelo directo entre Bruselas y Madrid, a innumerables retrasos casi esperados. La conclusión es que viajar en avión, que aparentemente es el medio más cómodo, es sin duda una pesadez con sólo pensarlo y, lo que es mucho más grave, una demostración continua de abusos consentidos sobre la gente. Desde la búsqueda del billete con tarifas engañosas y tasas ocultas, pasando por el striptease de antes de entrar supuestamente para garantizar nuestra seguridad, y un sinfín de incidencias de las que si te dan una mínima explicación te tienes que dar por satisfecho, aviones con retraso, cancelaciones, restricciones de equipaje, cambios de asiento, maletas que llegan abiertas y sin parte del contenido que tenían al salir, y más retrasos por aviones debido a que han llegado tarde, ¿por qué? vaya usted a saber, preséntese aquí más de una hora antes qu…