viernes, mayo 20, 2011

Elecciones 2011. Pre-reflexión muy personal.

Sin duda esta no es la primera campaña electoral en la que participo, pero de algún modo son las elecciones en las que lo hago con más convicción y deseo de mantener un proyecto de progreso.
Supongo que formo parte del sistema, pero no por eso soy conformista sobre el cómo funcionan las cosas, el ver cientos, miles de personas en las plazas públicas de todo el país espero que sea algo que provoque un punto de inflexión y no retorno a una mejora de la democracia representativa y un avance hacia la democracia participativa. Pero me temo que no todos lo han entendido igual, unos partidos parecen querer sacarle provecho, a otros en realidad les da igual y lo mismo dicen que hacen parte que hacen la "peineta" o convocan un desalojo. En el mío supongo que hay de todo, pero hasta ahora parece que lejos de asustar se entiende el mensaje y se está dispuesto a reaccionar con la gente, eso al menos espero.


Hasta la llegada de las movilizaciones ciudadanas la campaña tampoco era un camino de rosas. Nos jugamos mucho.
No votar hoy, significa darle el voto al partido que peor te cae, lo leí hoy en twitter y lo comparto. Es posible que sigamos en el bipartidismo, que haya mucho que mejorar y cambiar, que para hacerlo primero haya que ser capaz de entenderlo, pero lo que quería hacer es negar rotundamente que seamos lo mismo, iguales unos que otros, acomodados o instalados en el conformismo, resignados o dispuestos a gobernar a cualquier precio, se gobierna para luchar, para entender los cambios, para cambiar las cosas también desde dentro, para escuchar, no para tener poder.
Es posible que este tiempo haya desilusionado a algunas de las personas que ya en otros momentos se mostraban cabreadas y reaccionaban con su voto sin ver hoy alternativas, es seguro que no comparto algunas decisiones y otras creo que no se han razonado, pero en el resultado de la suma de gobiernos socialistas en España, veo mucho más positivos que negativos. El PSOE es el Partido del reconocimiento de los derechos, de la consolidación de los avances sociales, el impulsor del Estado de Bienestar, la educación pública, gratuita, crítica y de calidad, de la sanidad para todos, del reconocimiento de pensiones incluso para las rentas no contributivas, del establecimiento y el crecimiento del salario mínimo interprofesional, de la atención a la dependencia, de un modelo de convivencia también el ámbito rural, de las becas, de la apuesta por la ciencia, la innovación y el emprendimiento, el reconocimiento de los esfuerzos de los trabajadores, también los del campo, etc. Y no estoy hablando de tiempos pasados, las becas, la renta de emancipación, la subida del SMI, la igualdad y otros muchos siguen siendo temas de hoy, conquistas que nadie nos garantiza que no tengan marcha atrás.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
PP
Si pienso en tener que reconocer algún avance de derechos a los gobiernos conservadores, solo me viene a la mente la desaparición del servicio militar obligatorio, aunque seguramente por razones diferentes a las mías.
El PP hoy es el partido dispuesto a estudiar o implantar el copago educativo y sanitario, e incluso cuando lo niegan el que ya hace tiempo empezó a instaurarlo invirtiendo más en universidades privadas que públicas. Hasta ahora la promesa de bajar impuestos se disimulaba con los ingresos procedentes de la especulación del suelo público y la construcción, ahora, cuando se cuestiona la factura del modelo autonómico, en realidad se cuestiona lo que pagan las CC.AA., la sanidad, la educación y los servicios sociales.
El PP hoy es un partido dispuesto a jugar con el desgaste de la democracia, y no me extraña que la gente, a la que se le acumulan los problemas y las incertidumbres, no entienda en ping-pong entre portavoces políticos en el que hemos convertido la gestión de los asuntos públicos. Yo tampoco. 
Hay con cosas con las que no se debería jugar, ni con la destrucción de la política (¿quién se encarga si no hay representantes electos entre todos?), ni con el terrorismo (menos cuando más opciones hay de seguir sin que mate), ni la voz o los problemas de la ciudadanía. No es comprensible que un partido que se quiere aprovechar de la crisis económica, que no tenga propuestas que hacer o que no le importe que a la gente le vaya mal para que a ellos y sus ansias de poder les vaya bien, pretenda ser alternativa de gobierno.
Y menos podría entender haya quien deje que gobierne la derecha para evitar políticas de derecha, es de bobos.
El PP hoy no sabe, no contesta u oculta la realidad. No aceptan debates públicos, no aceptan preguntas de los medios de comunicación ni de ciudadanos que no sean "de los suyos" e incluso cuando representan entrevistas se olvidan del guión y a las preguntas más transcendentes contestan con   respuestas verdaderamente notables como las de no entender su letra en la respuesta. ¡Se disfrazan tanto que ni hay quien les reconozca en las fotos de los carteles electorales!
Alguna vez, solo alguna, se les escapa cuáles pudieran ser sus modelos económicos, cuando tuvo que dejar de serlo el milagro económico de Irlanda al tener que ser "rescatada" su economía, lo ha sido el modelo inglés en el que poco después de ganar la derecha las elecciones se triplicaron las tasas universitarias, redujeron becas, privatizaron sanidad y pensiones, comenzaron los despidos de funcionarios o se encargaron nuevas centrales nucleares.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
EXTREMADURA
Las principales propuestas del PP en Extremadura son tanto de lo mismo, mentiras, engaños y nada de concreción, se despachan con un hay que hacer lo que haya que hacer, hacerlo como dios manda y esto es la monda. El eje de todo es que la administración gasta mucho y que hay que recortar gasto, en resumen, echar a gente para crear empleo y recortar de donde se gasta, educación, sanidad y servicios sociales. Sin propuestas y con un líder que perfectamente podría ser uno de esos amigos excéntricos que cuando no hace trampa queriéndose disfrazar del candidato socialista (le copia tanto que hasta ha querido salir en los carteles peinado con la raya al lado, sic), la hace ocultando al Parlamento, la institución de representación, su patrimonio y quizás sus verdaderas intenciones, hacer poco y ganar mucho para seguir yendo de crucero y viajes en primera.
Los y las socialistas extremeños podemos sentirnos orgullosos de nuestro Partido y de las personas que han liderado el proyecto, y lo digo sin ningún complejo. Esta era la tierra por la que nadie apostaba, esta es la Comunidad que supo ponerse en el mapa, que se reconoce por su cultura, patrimonio, modelo de convivencia en los pueblos, o equilibrios de modernidad y tradición, la que partiendo con más desventaja ha podido superar la media de graduados ESO, la que antes vio el modelo del conocimiento y la innovación, la capaz de tener hoy centros de referencia nacional, la de la buena gente, la que puede pensar en avanzar en el reconocimiento de atención a las enfermedades crónicas, la capaz de saber gestionar la agilidad administrativa y con la receta electrónica puede permitir dedicar un 30% más de atención del médico al paciente en la pública, y en otras ventanillas crear empresas en 24h.
Podemos estar orgullosos de tener un Presidente como Fernandez Vara, valorado por unos y otros, en Extremadura y fuera de ella, capaz de recorrer la región para estar donde hay preocupaciones y no olvidarse de contestar a nadie a través de las redes sociales. He visto como con la credibilidad de los logros y avances uno es capaz de imaginar y diseñar acciones de futuro, como la enseñanza 0/3 gratuita en inglés, la cláusula social, el gobierno abierto y transparente, las bonificaciones de contratos jóvenes, el mantenimiento de los objetivos de infraestructuras, la atención a las enfermedades crónicas,... 

Basta, llegados a este punto, que parece que he caído en un "peloteo" en el que no me siento cómoda, retomo el tono anterior.
Porque no es lo mismo ni somos lo mismo, porque nos jugamos mucho, porque no tenemos que avergonzarnos, por los derechos, la educación, la igualdad, por los pueblos, por querer estar en Extremadura, porque en crisis se apuesta porque no haya nadie sin nada y se siga atendiendo a mayores y dependientes, porque queda mucho por hacer y sabemos cómo, por no querer acallar si no escuchar las críticas, por la necesidad de corregir errores, por la iniciativa y contra el engaño. 

No hay comentarios: