lunes, febrero 23, 2009

Ilusión

Es lo que debería movernos.

Ilusión es lo que le falta a Bermejo. El ministro Bermejo ha presentado su dimisión porque le falta la ilusión con la que accedió al cargo. Las críticas a sus actuaciones políticas y personales posiblemente han contribuido a desgastar esa ilusión. Presentar su renuncia al Presidente del Gobierno y argumentar la misma por la falta de ilusión es un gesto que le honra, una vez más.

Ilusión es lo que tiene López. Ilusión es lo que se siente incluso a 100 leguas (distancia aproximada entre Cáceres y Vitoria) por el necesario cambio en Euskadi. Ilusión es lo que irradia Patxi López, ilusión por un Euskadi en el que todos quepan, ilusión por un Euskadi de progreso, ilusión no basada en enfrentamiento si no en la convivencia. Ilusión, un proyecto progresista, las ideas claras y una enorme capacidad para entender e interpretar la sociedad de hoy.

No es ilusión lo tienen y lo que parece mover a muchos políticos del PP, no es ilusión la que hace que Rajoy siempre mire para otro lado.

No es ilusión lo que hacen quienes ponen bombas en Lazkao.

Sólo a los que tienen ilusión la práctica política les desgasta y a la vez puede darles fuerza para con los avances y retos sociales rellenar la barra de la ilusión.

1 comentario:

Jove d'Alzira dijo...

Tanta razón en tus palabras.. En fin espero que los nuevos Ministros vengan cargados de ilusión.. és lo que le hacía falta a este Gobierno que etsaba bastante apagado. Espero, igualmente, que a todos se nos haya contagiado algo de Patxi López

Un abrazo socialista