viernes, junio 20, 2008

La solución no es cortar

Ya he escrito en este blog algo sobre las redes P2P, esas que permiten el intercambio de archivos entre equipos y que causan polémica por el uso que en muchas ocasiones se les da para intercambiar música o vídeos que precisamente no han incorporado a la red sus autores/as. Este tema no deja de ser noticia, pero habitualmente lo es como objeto de crítica. Puedo compartir decisiones como aquellas que permiten controlar el intercambio de archivos relacionados con la pedofilia o similares, ante estas cuestiones no debe haber ni duda. Lo que ya no tengo tan claro son las medidas que algunos países, como consecuencia de la presión de algunos autores/as.
Coincido en que estamos en un momento de cambio en lo que se refiere a la distribución de archivos, que afecta de manera posiblemente notable a la industria audiovisual. Puede ser que esta vez no sea solo una cuestión de cambio de formato, ya se pasó del vinilo a las cintas, de estas al Cd y de este al Mp3 (con algunos formatos más que no llegaron a ser masivos). Tal vez no es lo mismo pasar el disco que te compras a 20 amigos para que lo copien que a los 2000 con los que puedes compartir archivos con el ordenador, pero tengo claro que negar los cambios no serán la respuesta, y que contra cada norma aparecerá una nueva aplicación.

Parece que la directiva europea no será tan severa como algunos querían y que en España se prevé normativa en el 2010. Espero que en ese tiempo no nos obsesionemos con cómo cortar, si no con cómo entender las posibilidades de la tecnología en este momento y hacerla compatible con los derechos de autor.