miércoles, abril 30, 2008

Gracias y suerte

Hoy creo que si toca hablar un poco de mí. Las del título son las palabras que más he escuchado y pronunciado en los últimos días, son la consecuencia de los últimos días y de los últimos 4 años. Para quien crea que estoy apenada, que no se preocupe, nunca le cogí cariño a ninguna de las sillas que había por allí como para no me pudieran levantar de ella en cualquier momento. Para mí tampoco estuvo en cuestión nunca la libertad de poderme ir. Ha sido una gran experiencia pero me voy haciendo mayor y creo que al final será para bien.
Cuando llegué recibí un consejo de quien se iba, aquí vale con cumplir el expediente, no dudé en la respuesta, prefiero equivocarme. Esa fue una declaración de intenciones que ha marcado la intensidad del trabajo durante estos años dirigiendo el Instituto de la Juventud.
Hoy solo tengo una palabra, GRACIAS, a muchos y a muchas, desde los que confiaron en mí, empezando por el Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, a todos los que lo habéis hecho posible. No olvidaré a nadie, pero sólo mencionaré por lo que representa a las JSE y al PSOE. Gracias a los/as que os creéis esto, gracias a los que trabajáis por mucho más que por cumplir el expediente. Especialmente a los y las que desarrolláis vuestra tarea en el injuve.
En este tiempo he aprendido mucho, muchísimo, de las experiencias y de la gente. He trabajado con organismos internacionales, con plataformas juveniles, con Comunidades Autónomas, con ayuntamientos y entidades municipales, con el MTAS y con el resto del Gobierno, con ONGs, con patronal y sindicatos, con empresas, con partidos político y grupos parlamentarios, con..., pero sobre todo he trabajado y aprendido de las personas.
El agradecimiento no es solo para quienes habéis estado a un lado, también para los del otro, para los cientos de jóvenes que con su creatividad dicen mucho, han sido premiados y harán generación con las estancias; los miles que habéis recibido un acompañamiento del programa de emacipación, con viviendas de alquiler, con microcréditos para vuestras iniciativas, semillero de empresas o asesoramiento laboral para defender vuestros derechos; a los y las jóvenes cooperantes que habéis mejorado vuestra experiencia y la de los demás; los/as miles que habéis intercambiado iniciativas con el Programa Juventud; los que vais a los Espacios de Creación; los/as que asistiendo a los órganos para el diálogo o el proceso abierto de escucha del Plan de Juventud para decidir acciones nos exigisteis más que nadie; a los/as que tras pasar por el módulo joven habéis aprovechado para no volver a entrar; los y las que no sois intolerantesanónimos y un largo, larguísimo etc, que demostráis que "ser joven no es limitarse a esperar a ser adulto"

4 comentarios:

jandro dijo...

Bueno, bueno, seguro que con tu valía trabajo no faltará y como lo que toca, es ser optimista, ahora vas a poder disfrutar de tus sobrinos y del humor moralo.

Aurora Bonnin dijo...

Muchas gracias por estos años, Leire, por todo lo que nos has dado a los jóvenes con tu trabajo.

mastropiero dijo...

Gracias sí,
pero suerte? la suerte es pa los cobardes.

Pd.- Ahora tendrás tiempo para descansar un poco y hacer punto. Entre los jerseys para tu hermana y los patucos para los sobrinos...

Luis Salaya dijo...

Gracias por haberte tomado esto enserio. Has marcado estilo y has dejado las políticas de juventud como algo serio y fundamental.
Siendo un poquito egoísta, por lo menos ahora te veremos más a menudo.

PD. Si te sobra un rato a mi me encantan los patucos XD