miércoles, abril 30, 2008

Gracias y suerte

Hoy creo que si toca hablar un poco de mí. Las del título son las palabras que más he escuchado y pronunciado en los últimos días, son la consecuencia de los últimos días y de los últimos 4 años. Para quien crea que estoy apenada, que no se preocupe, nunca le cogí cariño a ninguna de las sillas que había por allí como para no me pudieran levantar de ella en cualquier momento. Para mí tampoco estuvo en cuestión nunca la libertad de poderme ir. Ha sido una gran experiencia pero me voy haciendo mayor y creo que al final será para bien.
Cuando llegué recibí un consejo de quien se iba, aquí vale con cumplir el expediente, no dudé en la respuesta, prefiero equivocarme. Esa fue una declaración de intenciones que ha marcado la intensidad del trabajo durante estos años dirigiendo el Instituto de la Juventud.
Hoy solo tengo una palabra, GRACIAS, a muchos y a muchas, desde los que confiaron en mí, empezando por el Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, a todos los que lo habéis hecho posible. No olvidaré a nadie, pero sólo mencionaré por lo que representa a las JSE y al PSOE. Gracias a los/as que os creéis esto, gracias a los que trabajáis por mucho más que por cumplir el expediente. Especialmente a los y las que desarrolláis vuestra tarea en el injuve.
En este tiempo he aprendido mucho, muchísimo, de las experiencias y de la gente. He trabajado con organismos internacionales, con plataformas juveniles, con Comunidades Autónomas, con ayuntamientos y entidades municipales, con el MTAS y con el resto del Gobierno, con ONGs, con patronal y sindicatos, con empresas, con partidos político y grupos parlamentarios, con..., pero sobre todo he trabajado y aprendido de las personas.
El agradecimiento no es solo para quienes habéis estado a un lado, también para los del otro, para los cientos de jóvenes que con su creatividad dicen mucho, han sido premiados y harán generación con las estancias; los miles que habéis recibido un acompañamiento del programa de emacipación, con viviendas de alquiler, con microcréditos para vuestras iniciativas, semillero de empresas o asesoramiento laboral para defender vuestros derechos; a los y las jóvenes cooperantes que habéis mejorado vuestra experiencia y la de los demás; los/as miles que habéis intercambiado iniciativas con el Programa Juventud; los que vais a los Espacios de Creación; los/as que asistiendo a los órganos para el diálogo o el proceso abierto de escucha del Plan de Juventud para decidir acciones nos exigisteis más que nadie; a los/as que tras pasar por el módulo joven habéis aprovechado para no volver a entrar; los y las que no sois intolerantesanónimos y un largo, larguísimo etc, que demostráis que "ser joven no es limitarse a esperar a ser adulto"

jueves, abril 10, 2008

Diario de a bordo

De nuevo tengo algo dejada la madeja, esta, que no la de la cabeza, así que tiraré de un hilo en el uso más propio de un blog como bitácora o diario. Y es que el mes de marzo ha dado mucho de sí, tanto que esto primeros días de abril parece que aún le pertenecen al mes anterior.
Comencé marzo por el terruño en plena campaña electoral. Ya hice algún comentario a lo que me gusta encontrarme con gente con la que compartir ideas, vayas donde vayas siempre hay compañeros y compañeras trabajando. Quizás es una de las razones por las que se obtienen buenos resultados, me ha gustado el balance total del 9 de marzo, y si fuera la suma de procesos también me ha gustado el balance de la circunscripción a la que pertenezco, es un refuerzo al buen trabajo de todos y todas. Los otros motivos ya los comentamos durante la campaña, quizás esta es de las veces que más se han podido contrastar ideas y líderes. Contra un proyecto conservador y poco creíble (¿hubiese plantado Rajoy 500 millones de árboles?, lo mismo a algunos del PP les gustaría que lo hiciera ahora personalmente) basado en el insulto y la mentira cuando no en el miedo (desde la inseguridad de los inmigrantes a los niños/as de 12 años a la cárcel), lo hecho y lo que queda por hacer. Quien ha cumplido su palabra de subir el SMI a 600€ puede prometer subirlo a 800€ y así con todo. La ciudadanía ha sabido distinguir que no es lo mismo unos que otros y que no es igual decidir a que decidan por ti.
Justo pasadas las elecciones he podido participar en varios eventos Iberoamericanos en Colombia y en El Salvador. 2008 se ha declarado Año Iberoamericano de la Juventud y la próxima Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno estará dedicada a la Juventud y el Desarrollo, más allá de lo acertada y clara que sea la declaración final de ese evento debemos aprovechar la oportunidad para tomar decisiones certeras. Tenemos que ser capaces de reconocer los retos de futuro que tenemos ante nosotros y que nos unen mucho más que las distancias que puedan separar unos países de otros, y sobre todo unos ciudadanos de otros, todos y todas tienen que llegar. Creo que un poco más adelante escribiré algo más de lo que engancha Iberoamérica.
Entre los viajes en mi diario también ha dado tiempo de pasar a ver el cerezo en flor y a mis abuelos, ya bisabuelos de mis sobrinos a los que también he ido a conocer a Frankfurt, ellos, Laura y Nico, que caben en medio brazo cada uno, son para sus padres, y también para sus tías, el cargo más importante.