jueves, enero 17, 2008

El alcalde longevo

El año ha comenzado intenso en temas de actualidad a los que dedicaría un rato, que si el balance de los accidentes de tráfico y las imprudencias temerarias de algunos pese a que deben saber lo que nos jugamos en la carretera, el obispo que dice que los niños provocan, las manifestaciones de la iglesia que se convierte en un nuevo interpretador de la Constitución a cuenta de leyes que creíamos superadas (pronto me veo manifestándome por el derecho a voto de la mujer), las listas electorales con algunas alegrías y tristeza para Gallardón, con el PP cada vez más a la derecha y con un líder que intenta esquivar problemas sin que termine de descubrir que no se resuelven solos y los de su partido repartiéndose ya la derrota. Ya habrá tiempo para comentarios sobre todas estas noticias, o tal vez el ritmo en el que vivimos haga que mañana ya no sean ni actualidad ni merezcan reflexión.
Le conocí en uno de esos actos de Vistalegre, me lo presentaron como el alcalde más longevo de España y estaba lúcido y feliz por ir a escuchar al Presidente del Gobierno, me pareció un meritorio y apasionado socialista. Quería conocer a Zapatero, el Presidente del Gobierno se enteró y le dio cita para verse en la Moncloa, Gregorio acudió ilusionado, se satisfacía su anhelo personal, pero quería algo para los suyos, cumplir con sus obligaciones con el municipio que le había elegido alcalde desde las primera vez que pudieron votar, los vecinos de Sinlabajos querían, necesitaban, una Residencia de Mayores. El 25 de diciembre cumplió 92 años, el 9 de enero se puso manos a la obra, en concreto a poner la primera piedra de la Residencia de Mayores para su pueblo, su corazón no resistió la emoción, se unieron demasiadas pasiones, invirtió toda su energía en trabajar por la gente, por el compromiso social desde la igualdad de oportunidades. Es una triste noticia de este mes, pero también uno orgullo para los suyos.
Hay distintas formas de predicar y ejercer los valores con los que nos identificamos, entre las manifestaciones y el progreso, votaría a Gregorio García Antonio.

1 comentario:

mastropiero dijo...

Feliz año!!

Esta muy bien esto de escribir de vez en cuando y resumirlo todo así tan resumido a modo de pinceladas de lo que podias escribir pero no escribiste jajajaja

Un buen ejemplo el de Gregorio, ya podrian aprender otros alcaldes lo que significa el compromiso con los ciudadanos...