jueves, enero 31, 2008

www.partiZipa.com

El título del post bien podría referirse a una web relacionada con el proceso de elecciones generales y el fomento de la partición pero no, aunque también, no que esté vinculada con ese tema, pero puestos a mentarlo aprovecho para sumarme a esa idea del PROYECTO 80%. Es algo así como lo que Saramago narraba en "Ensayo sobre la lucidez" pero cambiado, en lugar de un proceso electoral en el que los ciudadanos no participen y una clase política que se vuelve loca para entender el por qué buscando la explicación en las inclemencias meteorológicas y afinando para repartirse el poder, el PROYECTO 80% anima a una espectacular participación que debería sentenciar la legitimidad de los resultados electorales, el retorno a la cordura democrática de aquellos que no aceptaron el último resultado porque perdieron y una búsqueda de explicación en los derechos de los/as ciudadanos/as.
Volviendo al tema del título está claro que internet está sirviendo para modificar nuestras relaciones y oportunidades, aunque en algunas ocasiones nos enfrentamos a las mismas reglas con distintos medios. Es el caso de las tantas veces criticadas redes P2P, esas que nos permiten intercambiar y compartir archivos de nuestro ordenador a través de la red y su aplicación a los préstamos económicos. Las reglas como siempre son las mismas, si necesitas un anticipo económico alguien te lo puede prestar y a cambio te pedirá un interés del que sacará su beneficio. Pues bien, los medios ya no tienen por qué ser iguales, a través de espacios como http://www.partizipa.com/, y aprovechando las conexiones en red, puedes buscar un préstamo que se adapte a tus necesidades, si un banco te exige un 7% por 18.000€ para tus gastos, puedes tratar de buscar unas condiciones más ventajosas y con las mismas garantías a través de préstamos de gente en esa red. También puedes participar en proyectos empresariales, si alguien quiere montar un huerto solar pero no tiene la financiación necesaria, puede casi a modo de acciones buscar la participación de otros en su iniciativa a través de una inversión y compartiendo los beneficios. Se trata de aprovechar al máximo la nueva red.
Estoy convencida de que los medios pueden llegar a cambiar las reglas en función del uso que le demos, siempre y cuando no dejemos que sólo algunos privilegiados puedan dedicir. Internet avanza, las comunicaciones cambian y la tele, que parecía intocable, tiene los días contados en el formato actual. La virtud no estará en que cambiemos la forma de consumo, o de intercambios. Está bien pensar que los programadores televisivos cada vez lo tendrán más difícil porque seremos nosotros los que de verdad decidamos qué ver en cada momento, pero mejor es saber que si queremos nosotros podemos ser los productores, distribuidores y programadores.

miércoles, enero 23, 2008

Derecho a indignarse

23 de enero y ya son 7 las víctimas de la violencia machista en nuestro país, recuerdo que hace unos años me impresionó que el Telediario del 1 de enero abriera con la noticia de que ya había una víctima, este año que aún algunos te felicitan si no te han visto van casi una cada 3 días. Sabemos los nombres de los terroristas y conocemos sus rostros y sus delitos, pero no consigo recordar la cara y el apelativo de los asesinos de estas 7 mujeres, apenás sé quiénes eran ellas. Se ha avanzado mucho, muchísimo, en el rechazo a este tipo de violencia no hace tanto años permitida y en los derechos de las víctimas, pero a cada golpe de un hombre sobre una mujer, la sociedad debería sangrar. Tenemos que conseguir sentirnos más indignados para no permitir que a ni una sola mujer le falte el valor para no permitir que la maltraten, que no sean ellas las que tengan que huir, que garanticemos que tras esa valentía nunca más vuelva a pasar, proteger a las víctimas, y eso también pasa por reconocer que este tipo de violencia no es como las demás, que es el recurso de un hombre cobarde al que la única demostración de superioridad que le queda es golpear y a veces matar y matarse. Se ha aprobado una gran Ley, debemos pasar también a un gran rechazo social contra esta masacre.

Y hablando de los derechos de la mujer no está demás recordar que ninguna mujer aborta por querencia. Estas navidades leí uno de esos libros que cuando viajo compro entre los más leídos del país que visito, "Elena sabe", de la escritora argentina Claudia Piñeiro. Es una dura historia sobre la enfermedad y la vejez, pero también sobre el derecho a decidir de la mujer y los prejuicios morales y religiosos. No quiero destripar el final a nadie, pero entre el convencimiento de Elena sobre a que su hija Rita la mataron, sus ganas de pelear por demostrarlo y por vivir pese al parkinson que la hace casi incapaz de desplazarse o de ver más allá de sus tobillos, aparece la historia de una mujer que quiso abortar y no pudo porque alguien lo evitó, alguien de profundas convicciones religiosas que creyó salvarla a ella a su hija y a su familia pero le destrozó la vida, alguien para quien esas convicciones morales no sirvieron para decidir por sí en lugar de por los demás.

jueves, enero 17, 2008

El alcalde longevo

El año ha comenzado intenso en temas de actualidad a los que dedicaría un rato, que si el balance de los accidentes de tráfico y las imprudencias temerarias de algunos pese a que deben saber lo que nos jugamos en la carretera, el obispo que dice que los niños provocan, las manifestaciones de la iglesia que se convierte en un nuevo interpretador de la Constitución a cuenta de leyes que creíamos superadas (pronto me veo manifestándome por el derecho a voto de la mujer), las listas electorales con algunas alegrías y tristeza para Gallardón, con el PP cada vez más a la derecha y con un líder que intenta esquivar problemas sin que termine de descubrir que no se resuelven solos y los de su partido repartiéndose ya la derrota. Ya habrá tiempo para comentarios sobre todas estas noticias, o tal vez el ritmo en el que vivimos haga que mañana ya no sean ni actualidad ni merezcan reflexión.
Le conocí en uno de esos actos de Vistalegre, me lo presentaron como el alcalde más longevo de España y estaba lúcido y feliz por ir a escuchar al Presidente del Gobierno, me pareció un meritorio y apasionado socialista. Quería conocer a Zapatero, el Presidente del Gobierno se enteró y le dio cita para verse en la Moncloa, Gregorio acudió ilusionado, se satisfacía su anhelo personal, pero quería algo para los suyos, cumplir con sus obligaciones con el municipio que le había elegido alcalde desde las primera vez que pudieron votar, los vecinos de Sinlabajos querían, necesitaban, una Residencia de Mayores. El 25 de diciembre cumplió 92 años, el 9 de enero se puso manos a la obra, en concreto a poner la primera piedra de la Residencia de Mayores para su pueblo, su corazón no resistió la emoción, se unieron demasiadas pasiones, invirtió toda su energía en trabajar por la gente, por el compromiso social desde la igualdad de oportunidades. Es una triste noticia de este mes, pero también uno orgullo para los suyos.
Hay distintas formas de predicar y ejercer los valores con los que nos identificamos, entre las manifestaciones y el progreso, votaría a Gregorio García Antonio.