jueves, agosto 30, 2007

Agosto

Desde el lunes parece que los días de descanso quedaron atrás aunque no hay quién reconozca esta ciudad en estas fechas, la mejor propuesta para hacer confortable una urbe de estas características es que se repartieran más vacaciones.
Puestos a descansar creo que este año me he excedido desconectando casi totalmente de la información de los medios de comunicación, me he limitado a seguir los comentarios de los blogs amigos que seguían de guardia estival, aunque eso no ha servido más que para saber de ellos.
Si el pasado año tras el paso por el Valle del Jerte y Cádiz la anécdota estuvo en la pérdida de llaves, sin duda este año ha estado en un extraño baño en playas tangerinas tras atravesar un río no precisamente de aguas claras, los 7 que lo pasamos seguro que preferiremos seguir pensando que esas sustancias eran algas..., el resto del viaje, del baño, y el pequeño contacto con otra forma de vivir compensó de sobra.

Recuerdo que en una breve estancia en Perú se dejó sentir un pequeño movimiento sísmico, en ese momento tomé conciencia de las múltiples indicaciones que había por todas partes para situaciones de ese tipo en un país en el las viviendas no necesitan tejados, imposible multiplicar en mi mente las consecuencias y la intensidad hasta los 7´9 Richter. Según NN.UU. ya se calculan 200.000 afectados. Estas son las noticias que no nos dejan indiferentes ni en agosto, estas son cosas que deben estar en nuestras prioridades siempre.