sábado, abril 14, 2007

Sin talante

Lo siento pero lo tengo que hacer, sin tapujos, sin talantes y sin talentos, pero es lo que pienso.
Ya está bien, es una vergüenza, ya tenía que haber dimitido Díaz de Mera, por su mala gestión, por desacato y engaño, y por torpe, por meterse solo en un charco por querer quedar bien con la COPE, solo interesada en destruir. Pero no solo él, ¿qué pinta Acebes queriendo dar lecciones a nadie? ¿cómo es posible que le quede cara para seguir engañando?. Y vale, no voy a seguir, seguro que la peor gestión de Zaplana no es alquilar aviones y cargar turrones y chicles al contribuyente, pero definen al personaje.
¿Cómo es posible que alguien les crea? ¿no se tienen en cuenta estas cosas?. Encima así andan por todos lados.
Insisto, lo siento, ahora ya puedo volver a otros temas que me hacen creer en política y tener ilusión.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay algo del artículo que no entiendo. ¿Dónde está la falta de talante? ¿Y de talento????? Si tener talante y tener talento implica no encolerizarse cuando uno tiene que luchar por aquello que es obvio...
¿De verdad encontrarías una forma más suave de decirlo sin alcanzar el silencio????Sencillamente, lo de Acebes es inmoralidad política.

Leire dijo...

Pues sí, no te falta razón, en algún momento ya había pensado que el título no encajaba, quizás iba a escribir otra cosa, quizás hubiese sido mejor titular "sin insultos ni mentiras", o quizás el del sin talante y sin talento es el mismo de la inmoralidad política.
Gracias por tu comentario.