sábado, abril 14, 2007

Cadena de progreso

El programa de televisión Caiga quien Caiga televisión cuenta con un sección denominada Cadena de favores. Intentan, a través de la solidaridad y generosidad de personas conocidas y empresas, cambiar un pequeño objeto aparentemente sin valor por otros hasta conseguir transformar ese pequeño objeto en muchos que sirven para atender las necesidades de una zona en situación de pobreza. La última cadena de favores la han realizado para una escuela de Perú, su maestra pedía mesas y sillas, lápices de colores, una fotocopiadora y ya cómo algo extraordinario un ordenador.
El primer centro en el que mi madre estuvo cuando comenzó a trabajar en la ciudad de Cáceres sólo tenía un brasero para que el profesorado pudiera calentarse, eso fue hace algo más de veinte años. Hoy por supuesto en el centro educativo en el que trabaja hay calefacción para todos, ascensor, fotocopiadoras, ordenadores, material escolar de todos los colores y hasta una pizarra digital...
Sin duda España y Extremadura han cambiado enormemente en este período de tiempo democrático, fue Felipe González el que reinauguró el centro educativo al que me refiero, todos los centros han ido avanzando, en el caso de Extremadura también se nota la apuesta de la Junta, se cuentan con pizarras digitales y un ordenador para cada dos alumnos, un verdadero esfuerzo por priorizar la inversión en la igualdad y en las oportunidades para la ciudadanía, un claro ejemplo de progreso social.
A pesar de este progreso cada cierto tiempo hay algún alumno con menos posibilidades, niños que a su temprana edad ya se ve que no van a contar con más oportunidad que la del aprendizaje durante la enseñanza obligatoria, y ahí parece que acabaran sus posibilidades. Ahora podemos dedicarnos a ellos, pasar de lo universal a lo particular, no del que más, sino del que menos tiene, de verdad garantizar opciones de futuro a todos.
Gracias a CQC una escuela de Perú ya tiene su material escolar, estuvo bien que hace unos años recogieran un Premio Culturas del Comité Extremeño contra el racismo, la xenofobia y la intolerancia. Ojala que en otros veinte años hayamos conseguido haber supurado estas barreras de aquí y de allí, cambiar el futuro de aquellos que parecen destinados por su condición social dando más oportunidades que la educativa, seguir avanzando en el Estado de Bienestar aquí, y que todos los centros de los países que ahora están en vía de desarrollo tengan el material suficiente como para poder pensar en los casos particulares.
Tenemos demasiados retos por delante como para dejar parar la cadena de progreso.

No hay comentarios: